BIENVENIDOS

La idea de esta página, es reflexionar juntos acerca de la vida de la Virgen María. Descubrir el mensaje profundo que se esconde tras los textos bíblicos y otros. Por eso te invito a participar activamente. El enriquecimiento será mutuo. El mundo necesita que los cristianos maduremos en nuestra fe. Así el Reino de Dios será una realidad concreta hoy y ahora.

viernes, 6 de enero de 2012

EPIFANÍA DEL SEÑOR, DÍA DE REYES

EPIFANÍA DEL SEÑOR

ADORACIÓN DE LOS REYES, pintura de VELAZQUEZ

EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO, capítulo 2, versículos 1 al 12.
"La adoración de los magos"

"Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del Rey Herodes, unos magos que venían de Oriente se presentaron en Jerusalén, diciendo: << ¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle.>> Al oírlo el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén. Convocando a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, les preguntaba dónde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: << En Belén de Jedea, porque así está escrito por el profeta:

"Y tú, Belén, tierra de Judá,
no eres, no, la menor entre los principales clanes de Judá;
porque de ti saldrá un caudillo
que apacentará a mi pueblo Israel,">>

Entonces Herodes llamó aparte a los magos y por sus datos precisó el tiempo de la aparición de la estrella. Después enviándolos a Belén, les dijo: << Id e indagad cuidadosamente sobre ese niño; y cuando le encontréis, comunicádmelo, para ir también yo a adorarle.>> Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño. Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa; vieron al niño con María su madre y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron donde de oro, incienso y mirra. Y, avisados en sueños que no volvieran a Herodes, se retiraron a su país por otro camino.>>

Los Padres ven simbolizados en el "oro" la Realeza de Jesús, en "el incienso" la Divinidad de Jesús" y en la "mirra" la Pasión de Jesús.

LA ADORACIÓN DE LOS REYES
Pintura de RUBENS

EL VERDADERO DÍA DE REYES

Hoy es día de "los reyes magos", sí, lo escribo en minúscula. Porque no es el verdadero día DE LA ADORACIÓN DE LOS MAGOS, REYES O NO, No es el DÍA DE LA EPIFANÍA DEL SEÑOR. 

Hasta nosotros los cristianos, festejamos hoy 6 de enero, el "Día de los Reyes Magos". 

Los cristianos también nos hemos comercializado. Desde hace mucho. No es nuevo. Hemos perdido la verdadera orientación de lo que en VERDAD SE CELEBRA HOY.

No pretendo sacar la "magia" del día de hoy en la vida de los niños. Yo he vivido muchos días de: Reyes Magos con gran expectativa, emoción y felicidad.

Recuerdo que el día 5 a la noche, ponía pastito para los camellos (suficiente y hasta a veces sobradamente) para que luego de tan largo viaje, no pasaran hambre. Lo mismo con el agua. Me cuenta mi tía, que dejaba una zapatilla para cada integrante de la familia. No fueran a quedar sin "regalos" cuando los "reyes magos" pasaran y no estuvieran todas. Me acostaba con mis hermanos, en ese momento eramos tres: mi hermana que me sigue en edad, un año menor y mi hermano Roberto, el más chico de cuatro años menos que yo. Nos íbamos a dormir temprano; nerviosos, sabíamos porque nos habían dicho, que si estabamos despiertos, pasarían de largo. Así que sin decir ni palabra, apretábamos los ojos y nos dormíamos finalmente. Al despertar, muy, muy temprano, el primero que lo hacía, había la puerta que separaba el comedor-cocina del living, que era un largo pasillo que tenía una inmensa biblioteca y un sillón de cuatro cuerpos. Y miraba si había algo puesto en las zapatillas. Al encontrar los regalos, el que se había cerciorado de que los reyes habían pasado y dejado sus regalos, despertaba a los otros y juntos íbamos y veíamos primero que estuvieran todos los regalos dejados en cada zapatilla. Luego jubilosos abríamos los de cada uno. Y finalmente con todos los juguetes cayendo unos de nuestras manos pequeñas, corríamos a despertar a todos los adultos. Y empezaba la fiesta. El gozo, la alegría y la algarabía. A la tarde nos reuníamos con nuestros primos y todos nos entregábamos regalos los unos a los otros. Los Reyes habían pasado por todas las casas de nuestra familia y habían dejado regalos para todos. Salíamos a jugar con nuestros amigos del barrio y nos mostrábamos unos a otros los regalos dejados. Era un día de fiesta. Se vivía y todavía lo recuerdo con emoción producto de una "magia que se vivía en el ambiente".

Hoy sigo amando el DÍA DE REYES. 
Pero ya no el que es producto de la "magia de un mundo consumista y egoísta".

Hoy amo el día en que como cristianos CELEBRAMOS EL RECONOCIMIENTO DEL DIOS HECHO HOMBRE, NACIDO EN JESÚS, SALVADOR Y VIDA PLENA.

Amo la "magia" de ese DIOS PURO AMOR, que vivió entre nosotros y al que algunos pocos pudieron reconocer que era DIOS ENTRE NOSOTROS. Esos magos venidos de Oriente, sabios tal vez y reyes si se quiere, para decirnos que Dios estaba entre nosotros en ese pesebre, pequeño y frágil, hombre nacido para vivir junto a cada uno de nosotros. EL MAYOR REGALO.

Y creo que esa es la verdad que tenemos que enseñar a nuestros hijos y los hijos de nuestros hermanos. A los niños todos del mundo.

No la "magia comercial del día de reyes" que pone de manifiesto el inmenso egoísmo y la falta de solidaridad que reina en muchos de nuestros corazones. Porque estamos enseñando el valor de la desigualdad, de la falta de amor, de la aceptación del sufrimiento de muchos, de la aceptación de un derecho a "tener" que no nos es propio.

Si los cristianos seguimos "mintiendo" lo que se celebra el día de hoy a nuestros hijos, estamos diciéndoles que el regalo NO ES CRISTO, es la vida despiadada a que nos hemos sumado. 

Hay miles de millones de niños con grandes sufrimiento de todo tipo: Soledad, Abandono, Hambre, Enfermedad. Y a ellos "los regalos de los reyes magos de este mundo no llegan".

Hoy les transmitimos el valor del desamor a nuestros hijos, más allá de que "aportemos regalos a las iglesias para que éstas entreguen juguetes a niños enfermos o carenciados", no es éste el día que en verdad se CELEBRA.

Hoy Celebramos que DIOS HA NACIDO. Que Dios nos DA LA VIDA, que DIOS SIEMPRE ESTÁ JUNTO A NOSOTROS EN TODO MOMENTO, EN LA ALEGRÍA, Y EL SUFRIMIENTO. 

Él es nuestro sostén en la enfermedad. Es el que nos da la fuerza para transitar cada día los momentos de angustia, desazón, pérdidas, soledad, abandono, pobreza.

Él como regalo nos llega a través de otros que nos dan ese amor que Él inundó en sus corazones.

Los REYES MAGOS verdaderos, supieron ver en la estrella el mensaje de DIOS PADRE. Había nacido quien sería el DADOR DE TODA VIDA. El SALVADOR que rescata de la esclavitud a todo ser humano y lo eleva a su condición verdadera: ser Hijos e Hijas de Dios. A la dignidad del Ser Humano, hecho a imagen y semejanza de Dios.

Este es el verdadero gozo que debemos transmitir a nuestros hijos, para que sientan la felicidad de haber sido elegidos para ser amados por siempre. 

Porque no hay soledad si se vive a DIOS CRISTO Y PADRE NUESTRO. Porque Él se derrama en verdaderos actos de salvación.

Este es el DÍA DE GOZO PARA TODA LA HUMANIDAD CRISTIANA, adoramos y reconocemos a DIOS ENTRE NOSOTROS. Éste es EL MAYOR REGALO DE REYES que hemos recibido y recibiremos. 

Este es el verdadero mensaje que debemos llevar al mundo entero, comenzando por nosotros mismos.
DIOS NO ES PERECEDERO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario